¿Es Binance viable como alternativa a Zelle en Venezuela? #Bitcoin


Hechos clave:
  • Con Zelle, los venezolanos han resuelto el acceso a dólares por la vía electrónica.

  • Comerciantes ya han comenzado a ver en Binance más ventajas para pagos en sus negocios.

En medio de un extraño ecosistema plagado de distintas alternativas donde protagoniza un instrumento como Zelle, que no está a la disposición de todo el mundo, ¿podría Binance Pay ser una opción para el comercio en Venezuela?

Comerciantes y ciudadanos venezolanos parecen estar apuntando hacia un cambio de instrumento de moda, con cada vez más ejemplos de Binance siendo utilizado como medio de pago en el país. En línea, los casos se multiplican cada día: «aceptamos bitcoin y criptomonedas con Binance», dicen uno a uno en Instagram, que en el país se ha convertido en uno de los sitios de venta predilectos en Internet.

En Venezuela, la población tiene ya años huyendo de la moneda local, el bolívar. Esto se ha trasladado a las ventas minoristas, de varias maneras. Primero, con dólares en efectivo dominando el comercio, aunque de forma moderada, debido a la poca circulación de la moneda en el país. Luego, con la irrupción Zelle como medio electrónico para pagos en dólares.

Pero Zelle es insuficiente para cubrir las necesidades de los venezolanos, que tienen muy poco acceso a cuentas en dólares dentro o fuera del país. Y uno de los principales obstáculos es precisamente ese: para tener Zelle, es necesaria una cuenta bancaria en Estados Unidos. Y en el caso de los venezolanos, esto implica involucrar a un tercero de confianza que resida en el país norteamericano y sirva de puente para recibir o enviar pagos.

Los problemas que esto trae son diversos. Por ejemplo, si tienes dinero en la cuenta bancaria de un amigo, necesitas hacer un pago urgente y ese amigo no está disponible en el momento, no puedes hacer nada al respecto. Solo queda esperar.

No solo dependes del tiempo del dueño de la cuenta. También de la economía de esa persona en Estados Unidos, donde se siguen reglas muy distintas al día a día venezolano.

«No puedo seguirte ayudando con Zelle»

Dayana es médico y tiene más de 1 año aceptando pagos por sus consultas con Zelle. Sin cuenta en bancos norteamericanos, recurrió a una gran amiga que tiene un tiempo allá para poder contar con esa opción que se ha vuelto tan común.

Al principio, todo fue muy bien. Los pacientes me pagan mayoritariamente por Zelle desde ese entonces. Pero hace unos meses, comenzamos a tener problemas. Ella [su amiga] pidió un crédito en Estados Unidos y allá el banco empezó a montarle el ojo a sus transacciones. Un buen día me dijo: ‘lo siento mucho, pero no te puedo seguir ayudando con el Zelle’. Le podía traer problemas, porque yo tengo decenas de pacientes y eran muchas transacciones de dinero entrando y saliendo en su cuenta.

Dayana, médico en Caracas.

Pero antes de todo eso, Zelle fue un alivio. Con eso ha comprado equipos electrónicos para el hogar, atención odontológica, mercados enteros para su familia. «Es demasiado sencillo, con solo un correo electrónico y no te cobran comisión», dice. Pero al consultarle sobre el hecho de depender de su amiga, reconoce que eso ha sido «todo un problema».

Jaime también tiene una amiga en Estados Unidos. Como pasó con Dayana, la amiga de Jaime ha sido su puente entre los clientes de su abasto al Oeste de Caracas y el sistema bancario estadounidense, con Zelle de por medio.

Testimonios como estos abundan. Y podemos sumar más ejemplos, con los problemas para pasar dólares de Zelle a bolívares. Son pocas las opciones para hacer este tipo de operaciones, que resultan también necesarias para depender menos de la persona dueña de la cuenta en Zelle cada vez que se debe pagar por una compra.

Pagar con Zelle en Venezuela es depender de terceros. Fuente: captura de pantalla, intervenida para no revelar datos personales.

Zelle resuelve un problema, Binance resuelve más

Venezuela ha tenido una economía inestable en los últimos años. Y esto es decir poco. Con una moneda nacional, el bolívar, devaluándose a ritmos vertiginosos día a día en medio de un escenario de hiperinflación, los ciudadanos no tuvieron más opción que buscar desesperadamente resguardar sus ingresos que perdían poder adquisitivo prácticamente al minuto.

Así llegó el dólar como unidad de cuenta a los comercios y hasta a los servicios gubernamentales, a pesar de que no hay una adopción oficial de la moneda extranjera. Pero, precisamente porque el dólar no es una moneda de curso en el país suramericano, los billetes circulando son realmente escasos, especialmente para dar cambio. Si se le pregunta a cualquier venezolano en la calle, la respuesta es casi idéntica: intentar recibir billetes de baja denominación en dólares es un infierno.

A pesar de ello, actualmente los dólares superan significativamente los billetes de bolívares, según datos de Ecoanalítica. Es decir, que el efectivo que más circula lo hace de forma insuficiente. La misma firma de investigación venezolana aseguró este mes de noviembre que alrededor del 30% de las transacciones comerciales con divisa extranjera en Venezuela se realizan vía Zelle. Y una de las razones principales es la facilidad de pagar montos exactos sin necesidad de pasar por ningún sufrimiento esperando el cambio.

Estas pocas ventajas también las puede ofrecer Binance, a través de su sistema para pagos Binance Pay. No es la única opción para recibir pagos. Además de este mecanismo, se pueden usar monederos personales o procesadores de pago, por ejemplo. Pero esta plataforma suma algunas ventajas más. Así lo reconocen ya muchos comerciantes, que van añadiendo al exchange poco a poco como medio para recibir pagos con stablecoins como USDT o criptomonedas como bitcoin o ether.

Al conversar con comerciantes que ya aceptan pagos a través de Binance, todos remiten a la cantidad de puertas que abre usar esta plataforma. En particular, la capacidad de elegir entre decenas de criptomonedas y la posibilidad pasar al mercado P2P con la moneda local. En lugar de esperar por el amigo de turno con su Zelle, el paso de una a otra moneda puede hacer prácticamente en tiempo real.

También los economistas han estado presentando a Binance Pay como una alternativa. Al menos, así lo reflejan las palabras de uno de ellos, Antonio Vitolla, quien dedicó un hilo de Twitter al tema: «si en Venezuela aprendiéramos a usar Binance, se acabaría la Zelle-dependencia y facilitaría muchas transacciones».

A diario perdemos horas de nuestro tiempo intentando pagar porque no todo el mundo tiene Zelle, o no tenemos bolívares, o no tenemos el cash exacto. Ustedes saben. Y Binance es fácilmente accesible para todo el mundo, además de que permite comprar $ en Bs (P2P).

Antonio Vitolla, economista venezolano.

Tal como esboza Vitolla, en la plataforma de intercambio hay tantas opciones que sus usuarios se podrían beneficiar mucho en comparación con Zelle. Con el puente entre bancos estadounidenses solo se puede hacer pagos. En cambio, en Binance se pueden recibir varias criptomonedas y pasarlas en pocos clics a la de preferencia, también entrar al mercado de intercambio P2P con bolívares, o incluso hay una nueva herramienta que permite realizar compras programadas de criptomonedas bajo la conocida modalidad de dollar-cost-averaging e invertir.

Pero si limitamos la comparación a la mera acción de pagar, en Binance Pay se pueden generar códigos QR para que el cliente pague el monto exacto de su compra directo desde la aplicación de Binance. Todo esto, sobrepasa las capacidades de Zelle.

Tienda de electrónica en Caracas con múltiples métodos d epago, incluyendo Binance. Fuente: Instagram.

Los venezolanos necesitan opciones. Lo demuestra la creciente adopción de bitcoin y otras criptomonedas en diversas modalidades. En el ámbito de los pagos, hemos visto en los últimos años el crecimiento de comercios que las aceptan, con miles de transacciones mensuales en pasarelas como Cryptobuyer, que aglomera a cadenas de supermercados, farmacias, tiendas y otros comercios. Solo en este caso particular, hablamos de centenares de comercios que aceptan ya criptomonedas.

Y si nos vamos a las redes sociales, la cuenta sube exponencialmente, con tiendas que usan sus propios monederos para recibir las criptomonedas o incluso Binance.





Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *